ENTREVISTA – DEPORTES - JUEGOS PARA TRASPLANTADOS.



Grupo Linfoma Uruguay entrevistó a dos miembros de la Asociación de Trasplantados del Uruguay, pacientes en diálisis y en lista de espera (A.T.U.R) que vieron nacer los Juegos para Trasplantados: Miguel Sluckis y Miguel Castillo. Ambos son trasplantados renales y nos cuentan cómo comenzaron los juegos, dónde se realizan, cuáles son las disciplinas implicadas, quienes pueden participar y la emoción que sintieron cuando participaron por primera vez. Los invitamos a leer la entrevista y por qué no empezar a entrenarse..



Grupo Linfoma Uruguay- Buenas tardes, ¿Qué son los Juegos para Trasplantados?

Miguel Castillo:

Buenas tardes, allí es donde nos juntamos aquellos que peleamos por la vida y que queremos demostrar la calidad de vida que obtuvimos luego del trasplante. Nos juntamos para hacer deporte. Hay algunos deportistas en muy buenas condiciones físicas, que nos resaltan en los juegos, y hay otros que lo hacemos por el propio gusto de hacer deporte. Además nos hace bien para nuestros problemas relacionados con la enfermedad y también para controlar la presión arterial y bajar la medicación que nos dan para el trasplante.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿Dónde se realizan?

Miguel Sluckis:

Se realizan en el Uruguay y en otras partes del mundo como Argentina, Hungría (Budapest) donde se hizo en el año 98 y donde la delegación uruguaya pudo concurrir con 20 participantes. Se realizan en distintas partes del mundo cada dos años. Hay una confederación mundial de trasplantados. También existe una Asociación de Trasplantados Argentinos a la cual solemos concurrir. Normalmente se hace en Buenos Aires y en Río Cuarto. Hemos tenido la satisfacción de competir no solamente a nivel deportivo sino de encontrarnos con personas como nosotros, trasplantadas, en distintas etapas de la vida que han pasado por situaciones similares a las nuestras. Esto ha permitido crear una confraternidad muy buena a nivel humano.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿Hace mucho que se realizan en nuestro país?

Miguel Castillo:

En Uruguay se realizan desde el año 2002. Los primeros juegos se hicieron en Montevideo, en el 2004 se hizo en la ciudad de Florida y en el 2007 en Maldonado – Punta del Este.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿En qué año se conmemoraron por primera vez? ¿Dónde?

Miguel Castillo:

Acá en Montevideo en el 2002. Vinieron deportistas de Argentina y también participaron uruguayos de Montevideo y del interior del país.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿Cómo comenzaron? ¿Quién los organizó?

Miguel Sluckis:

La Asociación. Se ha hecho una organización de los juegos, de la cual participamos varios trasplantados. Eso dio lugar a poder organizarlas y recibir a delegaciones extranjeras, como es el caso de Argentina. Más allá de las medallas ganadas queda la satisfacción de volver a la vida después del trasplante y además todavía darnos la posibilidad de competir en confraternidad. Si bien cada uno pretende ganar en cada disciplina ,como es lógico, también existe esa confraternidad que ha hecho que los trasplantados podamos decir gracias a la vida, gracias a esta nueva oportunidad. Además de trasplantado y nacer de nuevo, todavía además, podemos demostrar la calidad de vida a la gente para que también se concientice con la donación de órganos.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿Participaron muchas personas en los primeros juegos?

Sí, en la primera oportunidad, acá en Montevideo, anduvimos cerca de sesenta trasplantados. Fue muy lindo porque era la primera vez que los hacíamos en Uruguay. El sentirse respaldado por tanto trasplantado es una buena tarea ¿no? Aparte tuvimos la colaboración de entidades como la Asociación Cristiana de Jóvenes que nos cedió la piscina, el Club Bohemios donde se disputó el torneo de voleibol, la pista oficial de atletismo, un circuito de ciclismo que hay en el Parque Batlle para los que hacen ciclismo. Nos sentimos muy respaldados en eso y algo hubo de prensa también, no la que esperábamos pero algo tuvimos.

Grupo Linfoma Uruguay:

En aquella oportunidad ¿Cuáles fueron las disciplinas que participaron?

Miguel Castillo:

En atletismo se hacen las pruebas de pista desde 100 metros hasta los 5000, se hace bala, jabalina, salto y aparte también natación, ciclismo, voleibol y bowling. Además, ese año, por primera vez incluimos en esta etapa un campeonato de truco para darle participación a aquellas personas que no hacen deporte.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿Cuáles son los requisitos para participar?

Miguel Sluckis:

Ser trasplantado y tener un año mínimo desde ese trasplante. Se requiere un certificado médico que lo autoriza a partir del año. A partir de ese certificado médico la Asociación los acepta para poder competir. Es un requisito médico y también de la Confederación Mundial la cual nosotros acatamos también. Hacemos exactamente lo mismo.

Grupo Linfoma Uruguay:

Muchas personas piensan que sólo participan trasplantados de órganos sólidos ¿Participan trasplantados de médula ósea?

Miguel Castillo:

Sí, participan. Por lo menos acá en Uruguay y en Argentina participan todos los trasplantados. En cuanto a la competencia mundial, al Mundial propiamente dicho, hay una regla que ellos ponen para los trasplantados autólogos que no pueden competir, los otros sí.

Grupo Linfoma Uruguay:

Miguel Sluckis ¿Qué sintió cuando participó por primera vez? (Con lágrimas de emoción en los ojos nos contó su linda experiencia)

Miguel Sluckis:

Una emoción muy grande, una alegría enorme. Después de pasar las peripecias que se pasan normalmente frente a una diálisis. Primero la emoción del trasplante, después la gratificación de poder competir, de prepararse físicamente con la ayuda de un profesor de educación física, que no es trasplantado, pero que ayuda en nuestra asociación a preparar a los que pretendemos ser deportistas. Eso fue una emoción muy especial y que sin duda disfrutamos mucho.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿En qué participo?

Miguel Sluckis:

Participé en ciclismo y en marcha.

Miguel Castillo:

A mi me trasplantaron a los 40 años. Me dediqué a trabajar y resulta que a los 50 años de edad empecé a hacer deporte de nuevo y con un entusiasmo bárbaro como cuando era joven y estaba sano y podía hacer de todo. Empezar a hacer deporte y aparte sentirme bien, hacerlo con ganas. La participación en varios eventos en el país y fuera de él te da la posibilidad de conocer cantidad de gente que pasó por los mismos problemas que nosotros. Al principio es una competencia pero después con el tiempo se va haciendo una amistad entonces ya no corrés para competir. Acompañás, conversás, hacemos bromas, pasamos unos momentos bárbaros. Eso es lo que rescatamos más allá de la medalla que siempre es linda tenerla como un recuerdo. La amistad que hemos hecho con mucha gente del exterior por esto de los juegos es sensacional.

Grupo Linfoma Uruguay:

¿En qué participó?

Miguel Castillo:

( se ríe) Como atrevido que soy me meto en varias cosas porque en mi vida anterior, por decirlo así, había hecho fútbol. En la segunda etapa de mi vida empiezo a hacer voleibol, después a practicar deportes en pista, a correr 100 metros, a hacer marcha en 5000, a tirar la jabalina, hacer bala, jugar al bowling, cosas que no estaban en mi repertorio al principio pero que las tuve que agregar después. Y me fue bárbaro en el sentido de que lo pude hacer. Más allá de que ganes o no, el hecho de poder hacerlo y llegar. Ese es el triunfo, llegar. Ahora, si estás mejor preparado capaz que hasta ganás pero lo importante es largar y llegar aunque seas el último y tengan que esperarte a vos para cerrar el estadio, eso no importa.

Le preguntamos a Miguel Slickis en qué participó:

Participé en ciclismo y en marcha. Como decía Miguel, más allá de la medalla que siempre es lindo traerla, esa cofraternización que se hace, esas amistades, esa calidez que se presenta con personas que han tenido dificultades de salud. Damos gracias a la vida por poder haberlo hecho.

Miguel Castillo:

Más allá de que a nosotros nos cae bárbaro ganar una medalla, poderle ganar a otra persona, la medalla generalmente la brindamos a la familia. Ahí está el beneficio de la medalla. No pagamos con nada el amor que nos dieron mientras estábamos enfermos, que nos bancaron y todos los problemas que pasaron con nosotros. Por lo menos ganás una medalla, se la das, en este caso a mi mujer, a mis hijas, a mi nieta, algún sobrino, algún hermano... Quedan locos de la vida porque todos en el momento en que estuvimos mal aportaron algo. Entonces esto es apenas un reconocimiento por esos momentos, nada más.

Grupo Linfoma Uruguay:

Muchas personas que fueron trasplantadas van a leer esta entrevista y pueden querer participar o recibir información. ¿Qué les diría? ¿Dónde pueden obtener más información?

En primer lugar más información la van a tener siempre en la ATUR, en la Asociación de Trasplantados donde está provisoriamente la sede, en Procardias ( Durazno 2025). Estamos, por supuesto, abiertos a dar toda la información que se requiera.

Queremos dejar un mensaje a todos los trasplantados y las personas que están en diálisis que puedan competir, que se animen a venir a la Asociación, que concurran a la misma, que allí van a darse cuenta que tienen una nueva oportunidad y que realmente pueden aprovecharla y mucho más. Además de la satisfacción que queda por los motivos que hemos expuesto, queda también una demostración de que se puede, de que gracias al trasplante, al donante que ha sido el motivo principal de que estemos aquí, a los médicos, a esta nueva calidad de vida y lo que pretendemos es con estos deportesl demostrar a la población que realmente es muy importante la donación. La donación es dar vida. Lo que pueden hacer nuestros compañeros trasplantados es venir a la asociación, informarse, competir, participar, disfrutar y además demostrar la calidad de vida que se obtiene después de un trasplante.

Miguel Sluckis:

En la asociación tenemos un secretario, que es colaborador de la asociación, está los lunes y miércoles de 14:30 a 18:00 y los jueves de 14:30 a 20:30. Hay un teléfono que es 410 80 03. Tenemos el correo electrónico

atur@adinet.com.uy

trasplantados@trasplantados.org.uy

Nuestra página es

www.trasplantados.org.uy

Foto - Miguel Sluckis (de pie) A.T.U.R, Miguel Castillo (A.T.U.R) y Virginia Sosa (Grupo Linfoma Uruguay)