EL ÁRBOL DE LOS AMIGOS

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestros caminos. Algunas recorren el trayecto a nuestro lado, viendo pasar muchas lunas, pero otras apenas las vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos. Tal vez, cada hoja de un árbol caracteriza a uno de nuestros amigos. Los primeros que nacen del brote son nuestros amigos papá y mamá, que nos muestran lo que es la vida. Después vienen los "amigos hermanos" con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros. Además el destino nos presenta a otros amigos que no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos "Amigos del Alma", del corazón. Son sinceros, son verdaderos. Por otra parte, también existen aquellos amigos "por un tiempo"; quizás por unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos suelen colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca. Y hablando de cerca no podemos olvidar a nuestros "amigos distantes", a aquellos que están en la punta de las ramas y que, cuando el viento sopla, siempre aparecen entre una hoja y otra. Nuestras hojas, varias nacerán en otro verano y otras permanecerán muchas estaciones. Pero las que nos dejan más felices son aquellas que cayeron y continúan cerca "alimentándonos" con su amistad. Son recuerdos de esos momentos maravillosos, cuando se cruzan en nuestro camino. Te deseo, hoja de mi árbol: PAZ, AMOR,SALUD porque cada persona que pasa por nuestra vida es "UNICA" y siempre deja un poco de SÍ y se lleva un poco de nosotros. Tal vez haya quienes se llevarán mucho, pero no habrá ni una sola persona que no deje "ALGO".

( Enviado por Jorge Lamela )